Skip to main content

Full text of "!Retreta! : juguete cómico-lírico en un acto y en verso"

See other formats


9 5 80 



ADMINISTRACIÓN 

LIRICO-DR AMATIG A 



¡RETRETA! 

JUGUETE 0ÓMICO-1ÍRICO EN UN ACTO Y EN' VERSO 

ORIGINAL DE 

PEDRO DE GORRIZ 

música tlel luju'slro 

D. MANUEL NIETO 



MADRID 

SEVILLA, 14, PRINCIPAL 

3 882 



17 




¡RETRETA! 



Digitized by the Internet Archive 

in 2012 with funding from 

University of North Carolina at Chapel Hil 



http://archive.org/details/retretajuguetecm24217niet 



¡RETRETA! 



'UGUETE CÓMICO -LÍRICO EN UN ACTO Y EN VERSO 



ORIGINAL DE 



PEDRO DE GORRIZ 



música del maeslro 



D. MANUEL NIETO 



¡strenado en el Teatro del Buen Eetiro el día 21 de Junio 
de 1882. 



MADE1D: 1882 

LSTABLECIMIENTO TIPOGRÁFICO 
»K M. J°. MOTTOYA Y COMTAftii. 



PERSONAJES ACTORES 






i 



Frasquita Sra. Bupuis. 

Paca Srta. Campini. 

Tbiviño Sr. Mesejo. 

Don Tadeo Talayera. 

Angelito Mesejo (E). 

Un trompeta N. N. 

Una criada N. N. 

Criadas. — Trompetas. — Coro. 



La acción en Vicálvaro: época actuaL 



NOTA. La parte de TRIVIÑO puede ejecutarla un l 
rítono. 



Esta obra es propiedad de su autor, y nadie pod 
ain su permiso, reimprimirla ni representarla en Es 
ña y sus posesiones de ultramar, ni en. los países 
los cuales haya celebrados ó se celebren en adela 
tratados internacionales de propiedad literaria. 

El autor se reserva el derecho de traducción. 

Los comisionados de la Administración Lírico-I 
mática de D. EDUARDO HIDALGO, son los excluai 
mente encargados del cobro de los derechos da re] 
sentacion y de la renta de ejemplares. 

Queda hecho el depósito que marca la ley. 



AL APLAUDIDO PRIMER ACTOR CONUCO 

D. JOSÉ MESEJO 

dedica este juguete, en prueba de sincero 
afecto^ su agradecido amigo 



A . Ce L|Oiux. 



613299 



ACTO ÚNICO. 



WA/WW% 



Sacf* teja, eon puerta graude al furo, y en ella una cortina d* 
coi»r recogida. Forillo da plasa. Puortas laterales, dos á la 
ísejaíerda y una á la derecha (del actor). Sillas y sillona* «i* 
paja. Mesa con tintero, etc. Un reloj de pared, con caja larga 
«a la qne quepa uu hombre. El reloj al foro derecha, cerca <$# 
la pnerta. 

ESCENA PRIMERA. 

FaAsararA. — Triviño. — Criadas y Trompetas. — (avii-i- 

ño, KOEtado en medio de la escena, toca la guitarra y canta. La.* 
«riadas y los trompetas tocan las palmas. Mucha animación.) 



TttíV» La mujé que se casa 

con un Uniente, 
en er mundo no hay diablo 
que no la tiente. 
Y su cuidiao, 
es ver á su marío 
mas estreyao. 
Alza y ole (Palmas.) 
viva la sal! 
viva la gracia 
de un inelitá! 
Bien por Jo9é. 
Ole, barbián! 



Viva la gracia 

de tu cantar! 
TriV. Come paja er cabayo 

y er ave arpiste, 

y hay mujé que del hombre 

come y se viste. 

Sé yo barbiana, 

que pa largar un timo 

naide le gana! 
Cobo, Alza y ole, etc. 

Frasq. Bien está la música (Saliendo.* 

pero basta ya, 

que cuando anochezca 

se continuará! 
Tbit. Canta tu primero * 

y estamos en pás, 

que si tú no cantas 

denguno se vá! 
FiiASQ. Yo las seguidillas 

no puedo cantar, 

porque hay en mi tierra 

jotas nada mas, 
'Tfiíy. y Cobo. Acompañaremos 

todos por igual. 

Venga, pues, la jota, 

Venga sin tardar! 

(Los trompetas figuran tocar guitarras y bandur- 
rias, cuyo sonido imitan con la boca. Las criadas 
hacen lo mismo. «Jota aragonesa.») 

Fbasq. , Un tesoro en cada euerp© 

cria el suelo de Aragón; 
en las hembras, de hermosura» 
y en los hombres, de valor. 

Anda baturrilla, 

columpia tu talle, 

que vas, con tu garb©, 

llenando la calle. 

Viva la baturra 

de mi corazón; 

vivan los ojuelos 

que cria Aragón. 
€obo» Anda, baturrilla, etc. 



— 9 



Frasq, Basta de broma. Más tarde 
podremos, ya que mis amos 
están fuera, divertirnos 
á nuestro gusto; os aguardo 
al oscurecer. 

TRIV. (En son de arenga.) Criáas 

de tó este vesindario! 
Ya lo sabéis; la tertulia 
seguirá después; nmchacbos, 
ar pienso, y que naide farte 
á este sitio de aquí á un rato. 
(Yánso todos por el foro.) 



ESCENA II. 



Fbasquita. — TíUVlÑO. 



Frasq. 


Te quedas? 


Triv. 


Como he venío 




hase tan poco... canastos! 




no tengo ganas de dirme. 


Frasq. 


Tú tienes la culpa. 


Triv. 


El rancho 




tuvo la curpa, arma mia, 




y aunque lo hubiese dejao, 




tuve después que dar agua... 




y primero es er cabayo... 


Frasq. 


Que yo? 


Triv. 


No; pero... er que amonta 




üé que cudiar de su jaco. 


Frasq. 


Buen pago me das, tunante. 




Yo que me vine á Vicálvaro 




á servir, solo por verte... 


Triv. 


Como uno... está acantonao... 


Frasq. 


Y gracias que aquí encontré 




buena casa. 


Triv. 


Güenos amos? 



— 10 — 

Frasq. Al amo no le conozco; 

ya estaba de viaje, cuando 
me recibió la señora 
hace tres dias; el sábado. 

Triv. Y eya es güeña? 

Frasq. Sí; tan buena, 

que yo tenia pensado 
pedirle que te permita 
venir á verme algún rato; 
pero... todavía es pronto 
y no me atrevo á intentarlo. 
Esta tarde, por fortuna, 
la señora se ha marchado 
á casa de unas amigas 
donde cenará, y un rato 
nos podremos divertir. 

Triv. Pues entonses no me marcho. 

Frasq. Tengo que regar las flores! 

Triy. Tú tienes á tu cudiao 

esa micánica'? 

Frasq. Sí; 

un jardinero esperamos, 
pero mientras viene... Vaya, 
vete, y después... 

TRIV. '.Queriendo abrazarla.) Ya me largo. 

Pero antes... 
Frasq. (Retrocede.) Las manos quietasl 
TRIV. Mujé!... si no son las manos! 

Si es el endevido entero ! 
Frasq. Sé más formal, ó me enfado. 
Triv. Ar cuartel... (Medio mutis.) 

Frasq. Como está cerca, 

podéis venir en un salto. 
Triv. Antes de retreta, sabes? 

que si á tocarla fartamos, 

nos toca aluego er zargento 

en la grupa un redoblao. 

Es er maestro más bruto 

de too er globo terráquedo! 
Frasq. Vete, Treviño! 
Triv. Zalero! 

Uy, uy, uy! viva tu garbo! 

(Vane por el foro.) 



— 11 — 
ESCENA III. 

Frasquita, luago Paca. 



Frasq. 


La señora no vendrá 




lo menos hasta las diez, 




y á las nueve, ya Treviuo 




ha de estar en el cuartel. 




No hay cuidado, regaremos, 




y á divertinos después. « 


Paca. 


(Entrando por el foro.^ 




(Aun no ha llegado.) Francisca... 


Frasq. 


(Atorrada.) (La señora!... San José!) 




Señorita... 


Paca. 


Estabas sola? 


Frasq. 


Sí, sola... ya lo vé usted... 


Paca. 


Bueno. 


Frasq. 


(Por qué habrá venido?) 




Vá usté á salir otra vez ? 


Paca. 


No; me quedo... 


Frasq. 


(Adiós tertulia!) 




Pero... ¿está usted mala? ¿Es 




que se sintió?. . 


Paca. 


No; me vine... 




por... nada., porque olvidé... 


Frasq. 


(Sospechará alguna cosa?) 


Paca. 


(Estoy por decirle...) Ven, 




Francisca; tú me pareces 




muchacha discreta y fiel. 


Frasq. 


Y lo soy! Yaya! Y si no, 




puede usté probar y ver... 


Paca. 


De eso se trata; ante todo, 




no te figures... 


Frasq. 


Yo... qué? 


Paca. 


Como el mundo es malicioso... 


Frasq. 


(Vamos... ya veo la red. 




Galán tenemos!) 



Paca. 
Frasq. 



va á venir.. 



Un joven 

(Si lo calé!) 



12 — 





Un joven?... Algún pariente... (Con malicia.) 




de su... marido de usted? 


Paca. 


Es un... profesor de música. 


Frasq. 


(Celestial.) 


Paca. 


Te explicaré... 




Asuntos de mi marido, 




me tienen aquí con él, 




y me aburro. 


Frasq. 


(Con ironía.) Es natural! 


Paca. 


Con que... por entretener 




el tiempo. 


Frasq. 


(La distracción 




no es mala.) 


Paca. 


Como dejé 




mi piano en Madrid, deseo 




el acordeón aprender. 


Frasq. 


Y qué es eso? 


Paca. 


Es como un órgano, 




que se toca así... (Haco el ademan.) 


Frasq. 


Ya sé! 




Yo he visto á un francés que á un mico 




hacia bailar con él. 


Paca. 


Hoy llegará el profesor 




de Madrid... y el caso es 




que... como está mi marido 




fuera... qué van á creer 




si en su ausencia, los del pueblo, 




que recibo á un hombre ven? 




Aquí de todo murmuran... 


Frasq. 


Pues la cuestión es hacer 




qne nada sepan. 


Paca. 


Serias 




capaz? 


Frasq. 


Vaya si seré! 




(Apí la obligo, y no puede 




negarme nada después.) 


Paca. 


Entonces, ven á mi cuarto, 




y convendremos en él 




la manera de que nadie 




se entere. 


Frasq. 


Descuide usté. 




Respondo de todo! 



— 13 — 

Paca. Vamos. 

Frasq. (Qué fortuna! mia es!) 

(Vánse por la segunda puerta inquiérela. 1 

ESCENA IV. 

ANGELITO entra por el foro, vertido con alguna x«<ageraciou, y 

moriéndose con aire afeminado. Trae un acordaon debajo del 

brazo. 

MÚSICA, 

Ang. Ya estoy en la campiña, 

muy lejos de Madrid, 
eu busca de esa niña, 
de amor pronto á la lid. 
El pueblo no es bonito, 
mas brinda la ocasión; 
pues ánimo, Angelito, 
soltura y decisión. 

En Vicálvaro estoy, 

al sitio llegué. 

Si no saben quién soy, 

yo se lo diré: 

Angelito León 

Peñita y Afán, 

profesor de acordeón, 

sistema alemán. 

Y aunque sin pasión 

digo la verdad, 

soy de mi instrumento 

la especialidad. 
(Toca el acordeón, haciendo algunos pasos do 
baile.) (1) 

HABLADO. 

Esta es la casa, de fijo, 
en donde mi alumna mora; 
una mujer seductora, 



(1) Si el artista encargado do e3te papel no toca la parte d» 
acordeón escrita, que es muy fácil, bastará lo escrito en la or- 
questa en su dofecto, imitando el artista loa movimientos, con un 
acordeón figurado. 



— 14 — 

según su amiga me dijo. 
Yo vengo á darla lecciones, 
pero acaricio otro plan; 
y aquí no me faltarán 
ni motivos, ni ocasiones... 
Que á mi mérito resista 
no creo, y haré la prueba. 
Cada discípula nueva, 
es una nueva conquista! 
Nunca encontré corazón 
femenino, tan huraño, 
que permaneciese extraño 
al eco de mi acordeón. 
Tocando en él La Traviatta, 
domestiqué á mi patrona; 
con el Fausto, á una jamona 
tan rolliza como ingrata. 
Si me amó mi prima Petra, 
fué por una polka en él; 
y me idolatró Isabel 
por unos walses de Metra. 
Por una habanera sola, 
me hice querer de Manuela; 
y Paca se quedó lela 
por la canción de la Lola. 
Eloísa por un tango, 
por una juta Pilar, 
y Rosa me llegó á amar 
en cuanto toqué el fandango... 
Con talento tan notorio 
á ésta sabré conquistarla, 
aunque tenga que tocarla... 
entero mi repertorio! 

ESCENA V. 

Dicho.— Frasquita. 

Frasq. (¿Si será aquel? De seguro... 
el fuelle, claro lo indica.) 
Caballero... 



— 15 



Ang. 


(Volviéndose.) (¡Cascarones, 
qué muehaba tan bonita!) 




Frasq. 

A.NG. 

Frasq. 
Ang. 


Buenas tardes. 

Buenas tardes. 
(Es muy mona, cascarillas!) 
Usté será el profesor .. 
Justamente. Y mi discípula 
usted'? 




Frasq. 
Ang. 
Frasq. 
Ang. 


No, señor. 

Lo siento. 
Por qué? 

No será por dicha 
tan bonita como usted. 




Frasq. 


Vaya! Mucho más bonita! 




Ang. 


Entonces; vamos á verla! (Miedio muí 


U.) 


Frasq. 


Quieto: iremos en seguida. 
Antes tengo que advertirle... 




Ang. 


El qué? 




Frasq. 


Que mi señorita 
tiene esposo. 




Ang. 


Cascarones! 




Frasq. 


Y es muy bruto! 




Ang. 


Cascarillas! 




Frasq. 


Fuera está; mas si creyese 
al volver, que nsté venia 
con mal fin... y como todo 
en los pueblos se critica... 




Ang. 


Pues qué hacemos? 




Frasq. 


Yo he pensado 
una cosa. 




Ang. 


Bueno; díla. 




Frasq. 


Va á venir un jardinero 
de fuera. 




Ang. 


Y qué? 




Frasq. 


Que podría 
usté, poniéndose un traje 
adecuado... 




Ang. 


Cómo, chica! 




Frasq. 


Hasta quedarse en la casa. 
Todo el mundo pensaría 
que el jardinero era usted, 
y cerrada á la malicia 


' 



— 16 — 

la ocasión, en sus leccciones 

nadie les molestaría. 
Ang. Es verdad... pero., vestirme 

de m amarradlo... Bonita 

figura haré!... Cascarones! 
Frasq. Qué dice usted? 
Ang. Que... (me inclina 

la ocasión... y yo qué pierdo?) 

Acepto. 
Frasq. Pues enseguida 

vaya en busca del disfraz. 
Ang. Y quién me lo facilita? 

Frasq. Cualquier labrador. Pagando... 
Ang. Vaya un lance, cascarillas! 

(En fin, á todo me allano, 

con tal de hacer la conquista.) 

Toma, y guarda el instrumento. 
Frasq. Bien; diré á la señorita... 
Ang. Que volveré. 

Frasq. Disfrazado? 

Ang. Y pronto; que esté tranquila. (Váse foro.) 

Frasq. La señora, de su cuarto 

no saldrá, voy á decirla 

que aguarde, y luego, avisar 

á Triviño y á las cbicas 

que es preciso que dejemos 

el baile para otro dia. 

(Yáse por la segunda puerta izquierda. Empieza á 

oscurecer poco á poco.) 

ESCENA VI. 

DON TadEO, entra por el foro, con blusa, pálido, lleno de polro, 

oou do* ó tres cardenales en la cara, y se deja caer jadeando ea 

un sillón. 



Tadeo. Gracias á Dios!... Me he salvado 
y aún me parece mentira. 
Qué viaje!... La diligencia 
en que á mi casa volvía, 
unos amables ladronea 



— 17 — 

la detuvieron... La limpia 
fué general... me quitaron 
cuanto dinero traia\ 
y hasta la ropa, dejándome 
allí, en mangas de camisa. 
Quise protestar... y entonces 
me dieron una paliza... 
Gracias que encontré esta blusa 
que por vieja tirarían, 
y paso á paso, dos leguas, 
he llegado á mi casita... 
Cuando lo sepa mi Paca... 
Pero... para qué decirla?... 
No, me mudaré de ropa 
primero... Se asustaría, 
si me viese así. (Levantándose.) 

Ay! si tengo 
los huesos hechos harina! 
Voy por la bata al despacho. 
(Váse por la primera puerta izquierda.) 
(Saliendo por el foro.) 
Ya es la hora que Frasquita 
señaló... 

(Vuelve Don Tadao con una bata y un gorro en la 
mano.) 

Quién será este? 
Un hombre! Virgen Santísima! 
(Deja la bata y el gorro en una silla.) 

ESCENA VIL 

Triyiño. — Don Tadeo. 



Qué hace usted aquí, 

y quiéu es usted? 

Y á usted qué le importa, 

quisiera saber? 

(Acaso borracho 

aquí penetró.) 



18 — 



Triv. 


(Viya un mamarracho 




que está este gachó.) (Riendo). 


Tadeo. 


Yo estoy aquí en mi casa! 


Triv. 


Ah! Ya me entero. 




(Ya conosí en la trasa 




ar jardinero.) 


Tadeo. 


A ver si lo que es esto 




quiere decir. 


Triv. 


Pasensia, que ar distante 




lo va osté á oir. 




Tengo aquí la chávala 




que me marea, 




la que tóos mis huesos 




gorvió jalea. 




Que es mi barbiana 




más linda que er lusero 




de la mañana. 


Tadeo. 


(A comprender no acierto 




tal osadía. 




Mujeres no hay en casa 




más que la mía... 




Pensar no quiero 




que villana me engañe 




por un ranchero.) 


Triv. 


Me entiende ya? 


Tadeo. 


Le entiendo á usté, 




pero más datos 




quieío tener. 


Triv. 


Como desfrutan las aves 




al oló 




de los prefumes suaves 




de la fió, 




entre las ramas y er nío 




su queré 




lo mesmo estoy yo perdió, 




y er seso sorbió, 




por eza mujé. 




Ole! Olél (Marcando baile flamenco.í 




que vale más mi Frasquita 




que la lús bendita 




que envía un Divé. 


Tadeo. 


(Furioso.) (Ole, ole 



— 19 — 

si es la señora Frasquita 
mi esposa bendita 
yo la compondré!) 



HABLADO. 

Ayegó usté á comprender? 
(Qué audacia tan infinita!) 
Con que usted busca? 

A Frasquita. 
(Ya no hay duda, es mi mujer.) 
Y... le quiere á usted? 

(Irónicamente.) . Ni pisca! 

La consicuencia se saca... 
Con que viene usted por Paca? 
BieD, Paca, Frasca ú Fransisca. 
Los tres nombres son iguales, 
lo mesmo en eyos se ensierra; 
sólo que aya, por mi tierra, 
solemos, dende chavales 
desir Frasquita ú Frasquito 
y Curra ó Curro además, 
porque er nombre... cuantas más 
güertas tiene, es más bonito. 
(Engañarme... de este modo 
con un soldado grosero...) 
(Qué tipo está er jardinero!) 
(Muy pronto lo sabré todo!) 
(Por dónde andará esa endina?) 
(Si es cierto la he de probar!...) 
(A vé si hay argo que echar 
á perder, en la cosina.) 
(Váse por la puerta derecha.) 
Cumplirá el refrán mi esposa? 
De pensarlo estoy helado! 
Ya c¡ue haya sido apaleado, 
no quiero ser... la otra cosa! 

(Mira y no vé á Triviño.) 

Dónde está? Bueno; se fué. 
Hace bien, está en lo firme.,. 
Primero voy á vestirme, 



— 20 — 

y 1 uego... decidiré! 

(Váse por la primera puerta derecha.) 

ESCENA VIII. 

Angelito vestido con biu3a.-Luego Don Tadeo. 



Ang. 



Tadeo. 



Ang. 



Tadeo. 



Ang. 

Tadeo. 

Ang. 

Tadeo. 
Ang. 
Tadeo. 
Ang. 

Tadeo. 

Ang. 
Tadeo. 



Con este traje, — oh amor! — 

que adefesio debo estar! 

Sin embargo, cuando el lance 

refiera en el Imperial, 

entre mis comprofesores, 

qué tono me voy á dar! 

Un hombre! (Asustado! \ 

(Saliendo.) Olvidé la bata... (Vé á Augel.) 

(Otro tipo 1 ? quién será? 

Es mi casa romería 

ó posada este portal? 

Qué se le ofrece? 

(Es de casa 
por lo visto... Vamns, 3-a ! 
Ese traje... El jardinero... 
que esperaban, es un mal, 
pero. .) 

No me escucha usté? 
Le acabo de preguntar, 
qué quiere. 

Es usted de casa? 
Sí, señor. 

Y acabará 
de venir? 

Cómo! Usted sabe?... 
Estoy enterado ya. 
De veras? 

Y llega usted 
en una ocasión... fatal! 
Ola! (Me lo figuraba.) 
Si usted me quiere explicar... 
Seré breve. Usté me estorba... 

Qué? (Sorprendido.) 



— 21 — 

Se lo digo formal. 
Me estorba usted. 

Señor miol 
Qué poca oportunidad 
ha tenido usté en venir. 
Iba yo á desempeñar 
su puesto... interinamente... 
(Qué dice este ganapán?) 
Sin embargo, todavía 
se puede todo arreglar. 
(Yo sí que te arreglo!) Y cómo? 
De una manera eficaz. 
Indemnizándole yo, 
poco le puede importar 
á usted, cederme su... 

Cómo! 
Por unos dias no más. 
Ni por uno, ni por medio, 
ni por un minuto! Habrá 
insolente! 

En eso usté 
no se ha de perjudicar... 
Cómo que no! 

Usté después... 
Cómo después! 

Además, 
el que yo su puesto ocupe, 
es cosa acordada ya. 
Conque acordada? y con quién? 
Con la señora; cabal. 
Con la señora? Tunantel 
Te voy á descuartizar! 
Vas á comerte el tintero, 
bribón! (Coge el tintero y le sigue,) 
(Huyendo.) Ay, qué atrocidadl 
Escuche usted. 
(Siguiéndole.) Te desuello! 
Es loco... Huyamos! (Entra en el despacho.) 
(Encerrándole con llave.) Ya está. 
(Deja la llave puesta y distraído so mete el tintero 
en el bolsillo.) 

Preso le tengo... Bribón! 



— 22 — 

Y mi esposa?... Voto á tal! 

Con su carita de santa, 

y teniendo, no un galán, 

sino á pares,.. Que yo sepa! 

Pues digo; si tardo más... 

Voy á buscar al alcalde; 

quiero que la autoridad 

sea testigo... Canastos, 

qué manera de sudar! 

(Saca el pañuelo, y at limpia rae el -sudor, se lleí 

la cara de tinta.) Hfi 9 

Caramba! Si sudo tinta! (Asustado.) 

Ah!... El tintero... % ib saca y lo tira.) 

Votó va! 
Me lavaré en el estanque, 
por que no quiero llamar. (Váse por el foro.) 

•r 
SI] 

ESCENA DL 

TEIVIÑO, después criadas y trompetas. 

TRIV (Saliendo con aire de med'.a embriaguez.) 

Habia ayí dos boteyas 
de un viniyo... rigulá, 
y no he dejao una gota... 
Es claro... tanto asperar. 
Caye! Denguno ha venio.,. 
(Ve la bata y la examina.) ' 
Cabayeros, qué gabán! 
Pues si se pué, con la tela 
una provinsia alfombrar' 
Sin dúa que los zeñores 
gastan... Pues por ser igual, 
ahora mesmo en mi presona 
la voy á plantificar, 
pa resibir la tartulia 
con toa soleniá... 
(Se quita el sable, y sa pone la bata sobre la co- 
queta de cuartel.) 
Asin... A vé? Si paesco 
un brigadiel! Já, já, já! 



— 23 — 

Er gorro? Pues venga el gorro, (sa lo pona.) 
Cuando ayeguen por acá 
los de la banda... Qué timo! 
Demonio!... Pues aquí están. 

(Aparecen en la puerta del foro las criadas y los 
trompetas, que se detienen y cuchichean al ver á 
Triviño, que se ha vuelto de espaldas.) 



Coro. 


(Muy bajito.) 




El amo está allí. 




Se aguó nuestro plan. 


Triv. 


(Volviéndose y dándose tono. > 




Alante, zeñores, 




con toa liberta. 


Tromp. 


Treviño! Jé, jé! (Entran riendo.) 


Criabas. 


Treviño! Já, já! (Lo mismo.) 


Triv. 


Que pa resibirsus 




ya vestio está. (Muy grave.) 


Todos. 


Já, já, já, ja! (Riendo.) 


Triv. 


Aunque Frasquita no ha bajao, 




yo estoy vestio de zeñó, 




y los honores del estrao 




más propiamente os haré yo. 




Tan y mientras viene 




podemos cantar; 




aluego habrá vino 




y se bailará. 


Tromp. 


Pero los momentos 




no desperdiciar 




porque la retreta 




pronto llegará. 


Criadas. 


De las pobres criadas 




ay! qué seria 




si en el pueblo no hubiese 




caballería. 




Dónde se colocara 




su corazón, 




á faltarle la filas 


i 


de un escuadrón. 




Viran los lanceros, 



— 24.— 

viva su trompeta, 

suene en los clarines 

la marcial retreta. 

Y desde la diana 

hasta la oración, 

toquen botasillas 

en mi corazón. 
Tromp. Vivan las morenas 

de cuerpo gentil, 

que se regocijan 

al son del clarín. 

Pues que la retreta 

quieren escuchar, 

clarines humanos 

á tocarla van. 
Triv. Ole, por la idea! 

Guajas, á formar! 

Atension ar toque 

y mucha iguardá. 
(Los trompetas se forman en ala, y á su frente Trivi- 
ño, y poniéndose las manos en la boca á modo de 
clarín, ejecutan la retreta de caballería á voces so- 
las, imitando en todo lo posible el conjunto armó- 
nico de una banda de clarines de caballería en dicho 
toque.) 



HABLADO. 

Triv. Chipé! Sois unos trompetas 

de primera caliá. 

(Suenan golpes en la puerta izquierda.) 

Eh?... Yaman?... 
Un tromp. Allí dan golpes. 

Una criad. Vamonos, porque quizás 

sea el ama de Frasquita... 
Tromp. Tiene razón. 
Criada. Es verdad. 

Triv. Pues dirsos, pero de prisa; 

yo lo voy á averiguar. (Yánse.) 



— 25 — 

ESCENA X. 

Triviño, luego Angelito. 



Triv. 


Se han dio... Vamos á vé... 




(Mira por la cerradura.) 




Pues no diquelo... (Golpes.) 




Allá van! (Abre.) 


Ang. 


(Saliendo.) (Toma! No es el jardinero!) 


Tbiv. 


(Este tio, quién será?) 


Ang. 


Caballero. 


Tbiv. 


(Riendo.) (Cabayero? 




Josú, qué barbaria! 




Vamos á darnos charol.) 




(Se pone cómicamente grave.) 


Ang. 


(Será el marido, quizá?) 


Tbiv. 


Qué se le ofresia á osté? 


Ang. 


Es usté el amo? 


Tbiv. 


Cabal! 


Ang. 


Pues yo soy... (Ah!) el jardinero 




que han hecho ustedes llamar. 


Triv. 


Otro jardinero? 


Ang. 


(Al otro 




conoce... Cómo escapar?...) 




Pues yo... venia á decirle... 




que... que no me quedo ya. 


Tbiv. 


Bien; pues vaya osté con Dio, 




y no güerva osté en jamás, 




que tengo que hasé, y me voy 




ar despacho... á despacha...! 




(Si sé yo darme más tono 




que un capitán general!) 




(Entra en el despacho ) 



ESCENA XI. 

AGELITO, enseguida FRASQUÍTA y FáCA , más tarde TrIVIÑO. 

Ano. El marido! La hago buena 

si me vé bien. Por fortuna, . 



estaba oscuro. 

FRASQ. (Saliendo coa una luz.) Es usted? 

Ang. Sí; roas me voy. 

Frasq. Cómo? 

Ang. (Sale Paca.: Escucha. 

Tu señor ha vuelto. 
Paca. Ha vuelto 

mi marido, Virgen pura? 
Ang. Sí, señora, por desgracia. 

Paca. . Y dónde está? 
Ang. Allí se oculta. 

Frasq. Pues márchese usté al instante ,. 

antes que salir le ocurra. 
Paca. Es verdad, márchese usté. 

Frasq. Vamos! (Empujándole.) 
Ang. Ustedes me apuran! 

Cómo me voy sin sombrero? 
Frasq. Ya no hace sol... es la luna! 
Ang. Sin embargo, yo... 

TrIY. (Saliendo de pronto.) Frasquita! 

Paca. Ay! (chillido.) 

FRASQ. Ay! (Chilla y deja caer la luz.) 

ANG. Jesús! (Estiende ios trazos.) 

Frasq. (Lo mismo.} Santa Úrsula. 

El amo! (Se mete á tientas en el despacho:) 
Ang. (A tientas.) Zambomba! 

TRIV. (Andando á tientas.) El amo? 

Pues quien pueda que se escurra. 
Paca. Entró en el despacho... va 

por luz... (.Cierra la puerta con llave.) 

(Ah!... ya estoy segura.) 

(Váse por la segunda izquierda.) 

Ang. Una puerta; aquí me meto! 

(Váse por la derecha.) 
TRIY. (Tropezando con el reló.) 

Aquí, ni er mengue me busca. 

(Se mete en la caja y cierra.. Pausa.) 



— 27 — 

ESCENA XII. 

TriYINO, (escondido), después ANGELITO, luego FaASQUITA, 
mas tarde PACA. 

TrLV. (Asomando la cabeza.) 

Pues no ascucho ni una rata. 
Ang. No siento ningún rumor... (Asomando.) 

Si pudiera recojer 

mi sombrero... (Sale á tientas.) 

Triv. Si no estoy 

en el cuartel á retreta... 
Arguien anda... Ese gachó, 
será el amo? 

ANG. (Llega á la puerta del despacho.) 

Ya llegué. 

Cerrada! Válgame Dios! 

Calla! Está puesta la llave! 

Veamos. (Abre y entra.) 
FRASQ. (Saliendo con cuidado.) 

No me sintió! 

El amo será sin duda... 

Corriente, mucho mejor. 

Le encierro, y así hay lugar 

de que se vayan los dos. (Cierra.) 

Avisaré... (Atraviesa á tientas la escena.) 
TRIV. (Escuchando.) Otro paseo? 

Esto es una prosesion! 

Ea! me najo ar cuartel. 

(Váse Frasquita por la derecha.) 

Arguno viene, ar reló. (Triviño se oculta.) 

ESCENA XIII. 

Paca. — Triviño, oculto. — Luego Tadbo. 

PACA. (Saliendo con luz.) 

Mi marido está encerrado 
allí... luego el profesor 



— 28 — 

puede marcharse; sin duda 

la muchacha se asustó, 

y se ha escondido... Veamos... 

TADEO. (Saliendo por el foro.) 

(Meditándolo mejor, 

no quiero que medien otros 

entre mi mujer y yo!) 
Paca. (Mi esposo... y en ese traje! 

A quién encerré, señor?) 
Tadeo. Oiga usté, mujer infiel, 

con que son dos? 
Paca. Cómo dos? 

Tadeo. Pérfida, falsa, perjura! 
Paca. Te chanceas? 

Tadeo. No señor! 

Sé que en mi ausencia, recibes 

los amantes... en montón! 
Paca. Tadeo! 

Tadeo. No hay más Tadeo! 

porque los he visto yo. 

Quieres la prueba? Encerrado 

tengo allí al número dos. 
Paca. (Vamos... encerré á Francisca! 

Feliz equivocación!) 

Estás loco? 
Tadeo. No estoy loco! 

Estoy ardiendo en furor! 
Paca. La persona que está allí 

encerrada... 
Tadeo. Qué? 

Paca. Que no 

es un hombre. 
Tadeo. (Sorprendido.) Que no es hombre? 
Paca. Es mujer. 

Tadeo. (Asombrado.) Mujer? 
Paca. Adiós, 

pero ten siempre presente 

que ha concluido mi amor, 

á quien, por indignas dudas, 

no merece mi perdón. (Váse.) 



29 



ESCENA XIV. 

TADEO.— TriVIÑO, oculto. — Luego ANGELITO. 



Tadeo. 



Triv. 



Tadeo. 

Ang. 

Tadeo. 

Ang. 
Tadeo. 



Ang. 

Tadeo. 

Ang. 

Triv. 

Tadeo. 



Ang. 
Tadeo. 



Ang. 



Una mujer!... Caracoles! 

Dirá la verdad la inia? 

Si no me engaña, tendría 

el lance cuatro bemoles! 

Hembra y en traje de macho? 

Pero ja que mi mujer 

lo afirma, vamos á ver, 

abriremos el despacho. (Va á abrir.) 

(Asomando.) XJF. Qué caló jase aquí! 

Y aluego... er diablo me yeve! 

Si ayegan á dá las nueve 

y no he podio salí... 

Ya güerven! 

Salga usted ya. 
(Saliendo.) (Ay! El loco!) 

(La jugada 
es ser audaz.) Desgraciada! 
Cómo? (Con quien hablará.) 
No extrañe usted que la riña; 
porque su secreto sé 
niña imprudente! 

(Por qué, 
demonios me llama niña?) 
Que es mujer he comprendido. 
Yo mujer! (Está de aquí.) (La frente.) 
(Conque este es una gachí? 
Zi yo lo hubiese sabido!...) 
(Para saber la verdad 
este es el medio mejor. 
Yo voy á hacerla el amor.) 

Linda! (Muy tierno.) 

Qué? 

Rara beldad, 
sea usted conmigo blanda 
y también yo lo seré. 
Preciosa! (Le coje la cintura.) 

(Rechazándole.) Suélteme usté! 



— 30 — 

Caracoles! 
Triv. (Riendo.) (Anda, anda!) 

TaDEO. (Persiguiéndole.) 

Haz mi ventura completa! 
Ang. Hombre... cargándome vá!... 

(Suenan las nueve.) 

Triv. (Las nueve!) 

Tadeo. Ven, ven acá... 

(Suenan deutro los clarines tocando retreta.— Triviño 
al oiría, sale precipitado asustando á los otros dos.) 

Triv. Caracoles! La retreta! 

Hoy el zargento me mata! 
Ang. El amo! 

Tadeo Qué llego á ver! 

el galán de mi mujer 

con mi gorro y con mi bata! 
Triv. (Y cómo me largo yo?) 

Me... quiere usted dar... el sable? 
TAMO. iDesenvainando el sable de Triviño y poniéndoselo 

al pecho.) 

Qué hacia usted, miserable, 

metido en ese reló? 
Triv. Le diré á osté... de paseo! 

Ang. (La sangre aquí va á correr.) 

Tadeo. Venias por mi mnjer, 

no lo niegues, fariseo! 

Apresúrate á quitarte 

mi bata. 
Triv. Pero... 

Tadeo. A soltarla! 

que no quiero estropearla 

al tiempo de atravesarte. 
Triv*. Por Dios, paisano...! 

Tadeo. Te entiendo! 

Triv. Usté verá; yo creí... (Aeorcándose.) 

Tadeo. No te acerques más á mí 

ó te mato recibiendo! 

Paca! Paca! (Llamando.) 



— 31 



ESCENA XV. 



Dichos. — Paca. — Frasquita . 



Paca. 


Qué sucede? 




Tabeo. 


Que he de pasar á cuchillo 
á tu cómplice, y después 
contigo he de hacer lo mismo. 




Paca. 


A mi cómplice! Estás loco? 




Tadeo. 


Mírale. 




Tadeo. 


Si yo no he visto 
á este soldado en mi vida! 




Triv. 


Frasquita, díle... 




Tadeo. 


Otro lío? 




Frasq. 


Este soldado... es mi novio. 




Tadeo. 


De veras? 




Triv.. 


José Triviño, . 
er tompeta der segundo 
escuadrón, pues, pa servirlos. 




Tadeo. 


Y esta quién es? 




Paca. 


La criada 
que en tu ausencia he recibido. 




Frasq. 


Francisca. 




Tadeo. 


Ya; como tú... 






Pero á ver: este individuo, (Coje 


á Ángel,) 




es hembra ó varón 1 ? Sepamos. 




Ano. 


Camba! Soy Angelito, 
el profesor de acordeón! 




Frasq. 


Aquí esta, para testigo. 
(Entrega el acordeón á Ángel.) 




Ang. 


Si desea usted que toque... (ge 


prepara.) 


Triv. 


Sí; toque usté er singaniyo! 
A vé. . 




Tadeo. 


No! 




Paca. 


Vino á enseñarme. 
Yo tenia ese capricho. 




Tadeo. 


Pues mira, si quieres músiea 
te compraré un organillo. 
Los profesores me cargan! 




Ano. 


(Pues hice un viaje bonito.) 





— 32 — 

Taiy. Eso es! Yo le daré ar dengue, 

si ostés me dan er premisio 
de vení á vé á Frasquita 
arguna vés... 

Tadeo. Concedido, , 

como entre los dos, logréis 
que pase este juguetillo. 



MU SICA. 



Frasq. v Triv. 



Todos. 



(Al público.) 

Ya lo ven señores, 

i -j mi 

lo pide amo, 

1 su ' 

y por los autores 
también lo reclamo. 
Se verá colmada 
su dicta y su bien 
con una palmada 
que ustes les den. 
Se verá colmada, etc. 



FIN DEL JUGUETE. 




ADICIÓN AL CATALOGO DE 1.° DE MARZO DE 1832. 



COMEDIAS Y ORAMAS. 



TÍTULOS. 



ACTOS. 



AUTORES. 



Parte que 
corresponde a la 
Administración. 



Crisis total. — j. o. v 

El 11 de Diciembre— e. o. v 
El primer irúinero.-j. o. v. 

Firme Coronel 

La estatura de Papá.— j. 

o. p 

La Macarena. — j. o. p. . . . 
Los gorroues.— j. o. p. . . . 

¡Nicolás!.— c o. p ' 

Oler donde guisan, c. o. p. 
Perros y gatos. — j. o. v. . . 
¿Si me saldré con la mia? 

c o. p 

Un recalcitrante. — c. o. p. 

Errar la cura. — c. o v 

Robo en despoblado-c. o. p 
Tü lo quisiste. — j. o. v. . . 



1 D. Eusebio Sierra Todo. 

1 F. Flores Gareia... » 

1 Sres. Cardin y Vázquez. » 

1 José Olier » 

1 Castilla y Weyler. » 

l D. José Orozco » 

1 Manuel Matoses... » 

1 Eusebio Sierra.... » 

1 D. E. Sánchez Castilla. » 

1 José Estremera. ... »> 

1 D. M Gómez de Cádiz. » 

1 Juan Marina » 

2 José Olier » 

2 Sres. R CarrionyAza. » 

2 D. Pedro Gorriz » 



ZARZUELAS. 



A la Pradera 

Efectos de 301 dias 

El lavadero de la Florida. 

El ruiseñor 

La gran noche 



M. 
M. 



Los timadores 

La Plaza de Antón Martin 



Mazapán de Toledo 

Tirios y troyanos 

Cosas de España (revista). 



1 D. Juan Maestre 

I Ildefonso Valdivia. 

1 Isidoro Hernández 

1 Tomás Reí g 

1 Sres. Maestre y Hernán- 
dez L. y M. 

1 D. Pascual de Alba.... L. 

1 Sres. Granes , Sierra, 

Prieto, Chueca 

y Val verde L. v M. 

1 D. Ángel Rubio M. 

1 Vega y varios. ... L. y M. 

2 Sres Cuesta, Criado, Al 

ba, Cansinos y 

Reig L. y M. 



PUNTOS DE VENTA 



MADRID 



Librerías de los Sres. Viuda é Hijos de Cuesta, calle 
de Carretas; de D. Fernando Fé, Carrera de San Jeró- 
nimo; de D. M. Murillo, calle de Alcalá; de D. Manuel 
Rosado, y de los Sr'es. Córdoba y C.*, Puerta del Sol: 
de D. Saturnino Calleja, calle de la Paz, y de los seña- 
res Simón y Osler, calle de las Infantas. 

PROVINCIAS 



En casa de los corresponsales de esta Administra 

C!ON. 



Pueden también hacerse los pedidos de ejemplares 
directamente á esta Administración, acompañando su 
importe en sellos de franqueo ó letras de fácil cobro, 
sin cuyo requisito no serán servidos.